Quantcast

La afición fantasma

Llego al Mateo Flores caminando. El estadio ya no sorprende a nadie. Su majestuosidad, si es que la tuvo en algún momento, fue enterrada hace rato por sus propios protagonistas: los jugadores. Compro mi entrada para “Preferencia” (y no es que realmente “prefiera” ir allí pero, sinceramente, ir a “general” en estos tiempos de inseguridad,…

Leer más

Síguenos